Atrapado bajo el hielo2 min read

Saint Joseph lighthouse
El faro de Saint Joseph, resfriado


ES DIFÍCIL OBSERVAR ESTAS FOTOGRAFÍAS Y NO SENTIR EL FRÍO que todos los años aprisiona el faro de Saint Joseph, en el lago Michigan, y lo convierte en una auténtica escultura de hielo.

Pero más allá del frío, para dar forma a este particular monstruo marino es necesario que se den otros dos factores: agua cercana todavía en estado líquido y vientos turbulentos, que serán los encargados de moldear unos carámbanos que recuerden tentáculos en movimiento

Visitar el faro caminando sobre la superfície congelada del lago es un deporte de riesgo. No es extraño el año en el que hay que lamentar algún accidente en algún punto de su orilla.
El faro exterior, en el extremo del rompeolas, suele acumular más hielo porque recibe salicaduras por tres lados, a lo que se suma la acción del viento.
Una ola en plena labor escultórica.
Desde 1832 existen faros en Saint Joseph. La actual instalación data de 1906/1907.
El río Kankakee, al sur del lago Michigan. El contraste de temperaturas entre una capa de aire muy fría en contacto con una masa de agua menos fría provoca la aparición de un vapor o niebla conocido como «humo ártico».
Starved Rock State Park
Otro aspecto de los alrededores del lago: LaSalle Canyon, en Starved Rock State Park.
escultura de hielo
El efecto combinado de las olas y el viento actúa como un aerosol que rocía el faro y la pasarela que conduce hasta él. El frío se encarga del resto.
los faros más bonitos del mundo
Con el cambio de las temperaturas, estas esculturas presentan aspectos distintos todos los días.
escultura de hielo
El monstruo marino perfecto.

Todas las fotografías son cortesía de Tom Gill

Descubre aquí algunos de los faros más bonitos del mundo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here