Motor fueraborda o intraborda: una comparativa7 min read

ANTES DE DECIDIR QUÉ TIPO DE VELERO vamos a comprar, primero hay que responderse unas cuantas preguntas. Si no los has leído, te sugerimos que empieces con estos dos artículos: Las características del velero perfecto y Comprar un velero de ocasión: ¿Dónde nos estamos metiendo?.

En el caso de que estemos buscando un velero pequeño, es posible que en algún momento tengamos que elegir entre uno con motor intraborda y otro con motor fueraborda. Esta duda no nos surgirá con veleros grandes: cuanto más grande es un barco mayor es el tamaño y el peso de su motor y no es recomendable instalarlo en un extremo del casco.

Ambos motores tienen muchas similitudes:

  • El consumo de combustible no varía de forma signicativa y es posible encontrar piezas de recambio para ambos.
  • Los propietarios pueden encargarse del mantenimiento básico.
  • Deben someterse a revisiones similares.
  • Muchos fuerabordas arrancan con las baterías y disponen de alternadores para recargarlas.

Sin embargo, hay diferencias importantes y cada tipo presenta ventajas y desventajas.

Motor intraborda

motor intraborda
Sacar un motor intraborda de su compartimento en una operación compleja y cara.
Ventajas de los motores intraborda
  • La mayoría de motores intraborda son diésel. En general son más fiables y hasta ahora habían sido más baratos de usar y mantener. Con ellos nos evitamos los peligros inherentes a la gasolina.
  • Un motor diésel marino que se haya mantenido en buen estado puede durar mucho tiempo. No es difícil encontrar motores diésel con más de 30 años que siguen prestando servicio.
  • Al ir instalados en la parte baja del casco, su peso contribuye a una mayor estabilidad de la embarcación.
  • No estropean el aspecto del barco.
  • Como regla muy general, la mayoría de veleros con motores intraborda disponen de más potencia eléctrica y cuentan con más sistemas y equipos de navegación.
  • La hélice se encuentra a más profundidad y es menos probable que se vea afectada por la cavitación.
Desventajas de los motores intraborda
  • Son más pesados y hacen que la embarcación sea un poco más lenta.
  • Están instalados en compartimentos donde suele ser difícil trabajar.
  • Sacarlos es difícil y caro, y a veces es imposible hacerlo sin cortar la cubierta.
  • Comprar un intraborda nuevo es más caro que un comprar un fueraborda de tamaño parecido.
  • El motor y la transmisión ocupan mucho espacio.
  • Necesitan una salida (la bocina) para el eje de la hélice, lo que aumenta el riesgo de entrada de agua.

Motor fueraborda

La mayoría de las veces, los motores fueraborda no van instalados en el centro de crujía.
Ventajas de los motores fueraborda
  • No ocupan tanto espacio en el interior, «solo» el del depósito. Eso significa que un barco con motor fueraborda puede ofrecer un volumen útil en el interior que se acerca al de una embarcación algo más grande. Si, por ejemplo, buscamos un barco de unos 8 metros de eslora, uno que se quede algo por debajo de esa cifra y vaya equipado con un motor fueraborda puede ser mejor opción en lo económico (ahorro en el precio del amarre y en el coste de mantenimiento) que otro que los supere por poco y vaya equipado con un motor intraborda.
  • Dependiendo de cómo esté montado, es posible girarlo y disponer de mayor capacidad de maniobra, algo especialmente valioso en puertos y lugares estrechos. Además, con un motor fueraborda puede gobernarse una embarcación en caso de avería en el timón.
  • No hay que perforar el casco para instalarlo, lo que redunda en la seguridad y de nuevo en el coste de mantenimiento.
  • Es más fácil acceder a él.
  • Si vamos a perder de vista el barco por un tiempo o, por el motivo que sea, tememos la suerte que pueda correr, podemos optar por desmontarlo y llevárnoslo.
  • En la mayoría de los casos, puede elevarse o inclinarse para sacarlo del agua, lo que genera menos resistencia al navegar y reduce el riesgo de que la hélice se enrede con algo.
  • Los motores más nuevos de cuatro tiempos son más silenciosos y vibran menos.
  • Son más baratos.
Desventajas de los motores fueraborda
  • Menor potencia, como regla general.
  • Muchas veces no van instalados en el centro de crujía, lo que complica un poco el manejo del barco.
  • Como la hélice está más cerca de la superficie, puede cavitar cuando la popa se eleva.
  • A menos que el diseño del barco prevea un lugar para el depósito de combustible, este puede ser un engorro e incluso un peligro.
  • Los antiguos motores de dos tiempos pueden ser ruidosos y humear más de lo deseable.
  • Por su posición elevada y retrasada, un motor fueraborda de gran tamaño puede desequilibrar un velero.
  • Para algunas personas, afean el aspecto de los veleros.

¿En qué motor se pensó cuando se construyó el barco?

Al comprar un velero de segunda mano, lo más habitual es que ya tenga un motor instalado. Sin embargo, es posible que nos encontremos en la situación de decidir entre un barco con motor fueraborda y otro similar con intraborda, como en el caso de los dos Jeanneau 24 de las fotografías.

A medida que los barcos envejecen, puede ser necesario cambiar su motor. Y sucede que en más de una ocasión el propietario opta por sustituir el motor intraborda original por un fueraborda. Esto es algo que casi nunca sucede al revés, ya que los barcos pensados para fuerabordas no disponen del compartimento o soporte estructural necesario para instalar un motor de otro tipo.

Ante una situación como esta deberemos estar muy pendientes cuando realicemos la prueba en el mar. Como hemos señalado, con un motor fueraborda muy grande el barco podría desequilibrarse por el exceso de peso en popa, levantar la proa y no navegar bien. También tendremos que asegurarnos de que el depósito de combustible está bien instalado para que las fugas o emanaciones de gases no se acumulen en el interior, lo que en el peor de los casos podría provocar una explosión.

El soporte del motor fueraborda

Motor fueraborda

Los motores fueraborda no van sujetos al espejo de popa como en la mayoría de las lanchas motoras sino que suelen ir instalados sobre unos soportes independientes. Como recomendamos en nuestra entrada sobre la revisión del casco de un velero de ocasión, hay que examinar estos soportes cuidadosamente en cualquier barco que estemos considerando en adquirir. Comprobaremos:

  • Que no existen grietas en el gelcoat circundante.
  • Que están bien asegurados y diseñados para soportar el peso del motor que hay instalado. Los motores de cuatro tiempos más nuevos son más pesados que los más antiguos de dos tiempos.
  • Muchos soportes externos, como el que se muestra aquí, pueden moverse hacia arriba y hacia abajo para subir y bajar el motor, lo cual es una función interesante porque así evitamos que la hélice esté siempre sumergida. Si vamos a comprar un velero con un soporte para motor ya instalado, asegurémonos de que permite realizar esa maniobra y de que hay espacio suficiente para ello.

CÓMO ELEGIR UN VELERO DE SEGUNDA MANO


LAS CARACTERÍSTICAS DEL VELERO PERFECTO
BALANDRA O QUECHE: ¿QUÉ ES MEJOR?
MOTOR FUERABORDA O MOTOR INTRABORDA
POR QUÉ OPTAR POR UN BARCO DE FIBRA DE VIDRIO

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here