Revisión de un velero de ocasión 6: fontanería y sistema eléctrico6 min read

Los malos olores, además de signo de un pobre mantenimiento, pueden delatar un futuro trabajo de reparación importante ● Unas conexiones eléctricas pobres o que sean directamente una chapuza son un riesgo potencial de incendio.

El buen estado de la fontanería y sistema eléctrico de un velero son claves para su confort, versatilidad y seguridad | Fotografía: David Bransby, vía Library of Congress

Fontanería

LA MANERA MÁS SENCILLA DE MANDAR A PIQUE UN VELERO es descuidar los pasacascos y todos aquellos elementos involucrados en la entrada de agua o la salida de residuos. Estas instalaciones está compuestas por piezas que se degradan de manera constante, pero abundan los propietarios que parecen olvidarse de ellas: según un estudio de BoatUS de 2014, los fallos de los pasacascos son de largo la principal causa de hundimiento de las embarcaciones de recreo en EE. UU.

cambiar pasacasco

Las normas ISO 9093 recomiendan cambiar las válvulas y los pasacascos cada cinco años.

Pasacascos

Al visitar un velero, no es extraño encontrarse con propietarios que nos cuentan lo mucho que han cuidado el casco y el motor, pero que por lo visto no han hecho lo mismo con las válvulas y los pasacascos, quizá fiándose de su buen aspecto.

Y aquí está el peligro. Aunque los signos de corrosión no sean evidentes, es muy importante señalar que todas estas piezas pueden presentar un buen aspecto exterior pero sufrir vicios ocultos: los pascascos suelen deteriorarse por su cara interior no visible y es corriente que la semiesfera de cierre de la válvula, aun estando bien en apariencia, tenga incrustaciones de calcio y caracolillo. Por eso se recomienda sustituir las válvulas y los pasacascos cada 5 años. Y hay que cambiar el conjunto entero, no solo una de las piezas. Dicho esto, encontraremos a más de un patrón que afirma que hace una década o más que navega con la misma instalación y no ha tenido ningún problema. Y nos alegramos, pero está tentando a la suerte. Una vez un pasacascos o una válvula se rompe y emieza e entrar el agua, un barco puede hundirse en cuestión de minutos en el propio puerto.

depósito aguas negras
Lugar de hundimiento de embarcaciones en Estados Unidos en 2014 | Fuente: BoatUs

Así, cuando realicemos nuestra inspección, tendremos que revisar TODOS los pasacascos, que habremos localizado durante la inspección del casco en el varadero. En el interior, estas piezas a menudo están ocultas en lugares de difícil acceso, como dentro de un cofre bajo una pila de equipo o detrás, qué divertido, de un retrete. No nos amilanemos y no pasemos por alto comprobar su grado de corrosión, durante la cual es posible que tengamos que limpiar sus superficies de cardenillo (en piezas de bronce o latón), depósitos de sal o suciedad procedente de la sentina.

Depósitos

La fontanería de los barcos más grandes puede ser bastante complicada. Así, además de lo dicho, también tendremos que comprobar los depósitos de agua dulce y aguas negras y el estado de las diferentes tuberías, abrazaderas, llaves de paso, válvulas y bombas eléctricas o manuales del sistema. Es probable que descubramos que el depósito de agua dulce necesita una buena limpieza y que algunos tubos y abrazaderas tienen que sustituirse.

Baño

Respecto al baño, nos interesa saber si el barco está equipado con un depósito de almacenamiento de aguas negras independiente del retrete o de un váter químico, que es una buena opción en barcos pequeños o cuando no se va a hacer mucho uso de ellos.

En el caso del depósito de aguas negras, nos aseguraremos de que este descarga fuera y que el conducto no está atascado. A menos que sea relativamente nuevo, podemos asumir que la válvula de goma del retrete tendrá que cambiarse (tiene que hacerse cada dos o tres años, venden kits de mantenimiento a precios razonables). Lo mismo se puede decir del tubo grande que conecta el tanque con el retrete. velero cuadro eléctrico

Sin duda, estos trabajos no son agradables, pero ayudan a asegurarnos de que el barco no tiene ningún problema de olores.

 

Sistema eléctrico velero cuadro eléctrico

baterías barco

DETERMINAR SI EL SISTEMA ELÉCTRICO DE 12 VOLTIOS es suficiente y está en buen estado es algo relativamente fácil en los barcos más veteranos: no, no es suficiente y casi seguro que no está en buen estado.

Hoy, las embarcaciones suelen ir equipadas con todo tipo de equipos electrónicos y aparatos eléctricos y la mayoría de las construidas en la década de 1970 y principios de los años 80 contaban con un sistema eléctrico ya justito en su momento. Así, a menos que el barco haya sido reformado podemos asumir que ese trabajo nos va a corresponder a nosotros, algo que puede llevar una o dos temporadas.

Otro problema es que los anteriores propietarios pueden haber hecho todo tipo de añadidos y empalmes a los circuitos existentes y averiguar qué es qué puede ser realmente difícil para quien solo tenga nociones básicas sobre el asunto. El informe del perito debería arrojar luz y señalar los trabajos más urgentes.

Mientras tanto, lo que podemos hacer es comprobar el sistema en busca de todo aquello que pueda causar un cortocircuito, como cables desgastados y paneles eléctricos cuya parte trasera está completamente expuesta. Tengamos también en cuenta que un cable de 1 mm2 puede ser insuficiente para tiradas de más de 5 metros, sobre todo cuando hay equipos de 12 voltios que absorben una buena cantidad de corriente. Cables de 1,5 mm2 e incluso 2,5 mm2 son a menudo la mejor opción para cubrir las necesidades a bordo.

Baterías
Las baterías tienen una esperanza de vida limitada: una batería que no esté bien cuidada no durará mucho y una de plomo con 3 o 4 años de servicio a sus espaldas estará cerca del retiro aunque el trato haya sido bueno. Además, como dictan las leyes de la desdicha, su estado solo se hará evidente cuando empecemos a usarlas y descubramos que se descargan muy rápido. Entonces, ¿cómo curarnos en salud? Además de preguntar al vendedor, que eso nunca está de más, comprobaremos la fecha de fabricación de la batería y, si disponemos de un densímetro, veremos si el voltaje de alguna de las células es sustancialmente más bajo que el del resto, señal de que la batería debe ser reemplazada. También examinaremos si están limpias, si cada célula tiene el nivel correcto de líquido y si están libres de corrosión. Ni que decir tiene que las baterías pesadas deben estar bien sujetas  veler

 

 

REVISIÓN DE UN VELERO DE OCASIÓN: GUÍA COMPLETA


COMPRAR UN VELERO DE OCASIÓN: ¿DÓNDE NOS ESTAMOS METIENDO?
POR QUÉ OPTAMOS POR UN BARCO DE FIBRA DE VIDRIO
EL CASCO
LA CUBIERTA
LA JARCIA FIRME Y EL PALO
LAS VELAS
EL INTERIOR
● FONTANERÍA Y SISTEMA ELÉCTRICO
EL MOTOR
EL PERITO NAVAL

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here